¿Mejoró la movilidad de Cali con el nuevo horario del pico y placa?

Inconformidad es el sentimiento que expresaron la gran mayoría de los caleños frente a los escasos resultados que ha tenido la estrategia de adicionar dos horas al pico y placa para mejorar la movilidad en Cali. 

“Aumentar el horario de pico y placa es una medida inútil para mejorar la movilidad mientras las calles sigan en mal estado, los semáforos no estén sincronizados y no haya suficientes vías para una ciudad que ha crecido inmensamente”, aseguró el usuario Johan Mauricio Barona. 

Por su parte, el usuario Carlos Alberto Peláez afirmó que “estas son medidas paliativas. La ciudad está en mora de invertir fuertemente en infraestructura y en un servicio de transporte público de calidad. La gente no va a abandonar el vehículo particular hasta que no se le ofrezcan alternativas que sean eficientes, seguras y cómodas. El MÍO dista mucho de esa clase de servicio”. 

Para Llanson Guañarita, vicepresidente de la Asociación de Transportadores de Servicios Especiales, el panorama de movilidad en Cali no ha variado con la aplicación de esta nueva regla. “Las dos horas que agregaron, de 9:00 a 10:00 en la mañana y de 4:00 a 5:00 en la tarde, no representan momentos críticos del día en cuanto al flujo vehicular. 
Mientras que de 6:40 a.m. a 8:00 a.m., 2:00 p.m. a 3:30 p.m. y de 6:00 p.m. a 7:30 p.m., son horarios en los que la Simón Bolívar, la Pasoancho y la Calle 16, arterias clave de la ciudad, están colapsadas. Por esto, el nuevo horario de pico y placa no es una solución, lo que sí se debe hacer es construir más vías y agilizar su entrega porque, en este momento, están las mismas que había hace 40 o 50 años”.

El aumento de dos horas en el pico y placa en Cali ya cumplió cuatro meses, desde que en julio de este año la Secretaría de Movilidad adicionara una hora en la jornada de la mañana, de 9:00 a.m. a 10:00 a.m., y otra en la tarde, de 4:00 p.m. a 5:00 p.m., con el fin de mitigar la congestión vehicular. De 6:00 a.m. a 10:00 a.m. y de 4:00 p.m. a 8:00 p.m. es el horario que rige desde entonces.

Expertos en movilidad como James Gómez y Luis Fernando Macea, consultados por El País, aseguraron que por ahora no pueden dar una apreciación general sobre cómo el nuevo horario ha impactado la congestión vehicular ya que la Secretaría de Movilidad no ha publicado un informe con mediciones concretas —tiempos de desplazamiento de un punto a otro, distancia en metros de las filas que se hacen en determinados puntos críticos, las velocidades de desplazamiento, entre otros datos— que sirvan de insumo para adoptar una posición al respecto. 

Sin embargo, lo que sí tiene claro Macea, doctor en ingeniería civil e ingeniería de transporte, es que “a corto plazo el pico y placa beneficia la movilidad porque así se disminuye la circulación vehicular pero, con el paso del tiempo, estimulará la compra de vehículos y motocicletas que harán crecer el parque automotor de Cali”. 

Respecto a los estudios necesarios para evaluar la efectividad del aumento en el horario del pico y placa, Juan Carlos Orobio, secretario de Movilidad de Cali, afirmó que actualmente se están monitoreando diferentes puntos de la ciudad para llevar a cabo un balance sobre el efecto de esta nueva medida, razón por la que aseguró que tan pronto tenga listo dicho estudio dará a conocer sus resultados.

Por lo pronto, agregó que “para mejorar la congestión se ha realizado la demarcación de 169.000 metros, se adquirieron 11 intersecciones semaforizadas nuevas y se está haciendo mantenimiento a las demás intersecciones de la ciudad. También se está mejorando la red de fibra óptica para que la interconexión del sistema de semáforos sea buena e invertimos en respaldo energético para que cuando se den bajones de energía el servicio se mantenga”.

El Observatorio de Movilidad y Seguridad Vial de la ciudad indicó que el promedio semanal de infracciones por transitar en lugares y horarios restringidos, entre enero y junio, fue de 1038. Mientras que, entre julio y octubre, tras la adición de dos horas en el pico y placa, el promedio semanal aumentó a 1503 comparendos. 

Obras

La Secretaría de Infraestructura y Valorización Municipal espera acabar con el caos vehicular del sur de Cali al licitar cinco de las trece obras que se ejecutarán con recursos del empréstito por $194.500 millones, los cuales fueron aprobados por el Concejo. 

Se trata de la ampliación de la vía que comunica a Cali con Jamundí, un paso a desnivel en la Carrera 100 con Calle 25, un puente vehicular sobre el río Lili, la prolongación de la Avenida Ciudad de Cali y la rehabilitación vial en Cascajal.

¿Y las demás obras?

De los trece trabajos contemplados en el paquete de obras del empréstito, para ocho no se pedirán vigencias futuras ordinarias y excepcionales para ejecutarlas.

Compartir
Banner Notas Bottom 01

Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.