'Apadrinar' zonas verdes, la estrategia del Dagma para recuperar parques en Cali

Caminar por los alrededores del Centro Médico Imbanaco, del Centro Comercial Único o de la sede de Carvajal, es una actividad más grata desde hace un tiempo para los vecinos y transeúntes de estas zonas de la ciudad, debido al mantenimiento diferencial al que son sometidas diariamente.

Estas son solo tres de las 117 zonas verdes que actualmente están bajo el cuidado de empresas privadas. En total, en la ciudad hay 800 de estos espacios que son susceptibles a tener padrino, es decir que aún hay 683 áreas de uso general que están disponibles para ser apadrinadas. 

Camilo Salamanca, coordinador del programa de adopción de zonas verdes del Dagma, explicó que el propósito de este programa es lograr el cuidado de la cobertura vegetal, a través de actividades como siembras, limpieza, cortes del césped y actividades de paisajismo. 

“Cada día están llegando más solicitudes para apadrinar espacios de la ciudad. También las comunidades están vinculándose y están buscando empresas y organizaciones en su entorno que apoyen la recuperación ambiental de los barrios y se comprometan con el cuidado del espacio público. Esto también genera una cultura del ‘empleo verde’ en la ciudad y tiene un componente económico importante para quienes se dedican a actividades ambientales, como jardineros, paisajistas, viveros, etcétera”, aseguró Salamanca. 

La mayoría de zonas verdes adoptadas en Cali se ubican en el norte y sur (comunas 2, 17, 19 y 22), por lo que el funcionario advirtió que se requiere un mayor apersonamiento en áreas del oriente y la ladera, con el fin de generar el embellecimiento de los sectores y generar entornos más seguros.

$170
millones han invertido este año los privados en el mantenimiento de zonas verdes de Cali.

El funcionario indicó que adicionalmente a la adopción de las zonas verdes se desarrollan estrategias paralelas para garantizar el buen estado de los parques, jardines, rotondas y separadores viales de la ciudad. Uno de estos programas consiste en la siembra de árboles y el apadrinamiento de una especie recién plantada durante un año, con el fin de procurar su crecimiento adecuado y preservación. 

“Otra estrategia son las jornadas ambientales, en las que apoyamos a las comunidades a hacer el mantenimiento de zonas verdes de su sector, junto a los gestores ambientales de la dependencia. Con esto, además de hacer limpieza general y actividades de educación, se rehabilita el mobiliario urbano, como las bancas, cestos de basura y entorno general de un sector específico. Esto deriva en el mejoramiento de la seguridad y el uso de los parques”, aseguró Salamanca, quien indicó que este año se han llevado a cabo 4 de estas jornadas y se esperan realizar otras 4 actividades en lo que resta de 2017.

El Coordinador del programa de adopción de zonas verdes del Dagma explicó que este año la inversión de privados en espacios públicos ronda los $170 millones.

Elizabeth Mena, gerente administrativa del Centro Médico Imbanaco, señaló que en total tienen a su cargo 700 metros cuadrados de zonas verdes que se concentran en el parque contiguo a la clínica y que está bajo su tutela desde hace cinco años.

La adopción de árboles y plantas en los barrios y parques es una actividad que también pueden adelantar los caleños en las zonas verdes.

Allí los trabajos de mantenimiento se centran en la adecuación del terreno, la cimentación, los colectores para las plantas, las escaleras y la iluminación de la zona. En total, la inversión mensual en el sostenimiento del parque es de $700.000.

Entre tanto, Rocío Rodríguez, residente de Santa Mónica Residencial, dijo que el entorno del sector “ha mejorado mucho desde que el separador de la Calle 29 entre avenidas 6 y 7 lo adoptaran varias empresas. La zona está bien mantenida y ha enlucido esta parte del barrio, que solía ser frecuentada por consumidores de alucinógenos y habitantes de calle”.

¿Cómo apadrinar?

Para encargarse del cuidado de una zona verde, los interesados deben ser empresas o tener personería jurídica que soporte su interés, dado que los costos de mantenimiento son altos.

Una vez se determine cuál zona verde se desea apadrinar, los interesados deben remitir su proyecto y presupuesto al Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente, Dagma, que estudiará la propuesta, pertinencia y su viabilidad.

Los proyectos se pueden remitir al correo adopcion.zonas- Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. o también se puede comunicar al 3006089077.

Compartir
Banner Notas Bottom 01

Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.