Siete apuestas que han logrado recuperar el centro histórico de Cali

La tendencia a escala mundial es que las grandes capitales del mundo están recuperando sus centros históricos. Y Cali no se ha quedado atrás. Desde hace cinco años con la construcción del Bulevar del Río se ha venido reactivando, poco a poco, este sector de la ciudad (entre las Calles Quinta y Trece y las Carreras Primera y Diez). Todo, gracias a iniciativas de administraciones locales, pero, principalmente, de empresarios, restauranteros, artistas y jóvenes emprendedores que apuestan por sacar adelante, económica, cultural y socialmente esta zona donde nació la capital del Valle y que está llena de hermosas y emblemáticas edificaciones que hacen parte del patrimonio y acervo de los caleños.

Varias son las empresas que como River Bike, Ecomóvil o Cali Bike Tours apuestan por ofrecer alquiler de bicicletas, de forma individual o en toures guiados, para fomentar la diversión y la movilidad saludable en Cali. Entre las zonas que visitan está, por supuesto, el Centro Histórico.

De acuerdo con Lady Serna, de River Bike, el alquiler individual de la bicicleta tiene un costo de $15.000 por dos horas. El tour por persona vale $35.000 y son dos horas y media o máximo tres, dependiendo del ritmo del grupo. Este valor incluye la asistencia médica, el guía, el carroescoba, un seguro contra accidente todo riesgo y un refrigerio con delicias típicas caleñas como luladas y empanaditas. A las 9:00 a.m., 3:00 o 7:00 p.m. inician los recorridos desde su sede (local contiguo al Hostal Caelum: en la Avenida 4N No. 9N-47). 

Sus clientes en un 80 % son extranjeros. Como el grupo de cuatro ciudadanos franceses que el pasado martes, en horas de la tarde, conocieron el Centro Histórico de Cali y sus alrededores, felices, montados en bicicletas verdes. 

En uno de los descansos, en El Gato del Río, Louis Metais, Julien Lochet, Alexandre Avignon y Corentin Leouarn manifestaron a El País que lo que más le había impactado durante el recorrido eran las “lindas mujeres”, “el hecho de que el tráfico parece peligroso, pero no lo es tanto, pues pasamos sin problema”, “el verde del paisaje”, “los rostros sonrientes de la gente” y haber disfrutado las notas de ‘Cali Pachanguero’, del Grupo Niche, metidos en una de las esculturas (trompeta) de la Plaza Jairo Varela.

En el sector histórico de la ciudad se han establecido restaurantes para todos los gustos y estratos. Hace solo algunos poco años o meses salieron al ruedo restaurantes como La Guacharaca o Corchea.

Y en el Bulevar del Río hay locales como El Taconazo (de comida rápida mexicana, abierto hace ocho meses); Ancestral (que resalta la comida del Pacífico, con 9 meses de existencia); Pomaire Gourmet (de comida chilena, con 9 meses) e incluso, hay un negocio especializado en las delicias derivadas de un fruto: ‘Kiero Coco’. La mayoría de los propietarios se muestran satisfechos con la afluencia de comensales.

Pablo Ravassa, del Restaurante Guacharaca, resalta que la gente tiene ahora más ganas de pasear por el sector y ver lo que ahí se ofrece, como en su local, cuyo plato estrella es el cochinillo confitado. Por eso, asegura, la idea es continuar anclados en el Centro Histórico y “seguir participando de esta zona como lo hemos venido haciendo. Ahora, hay propuestas nuevas y nosotros como pioneros las estamos acompañando y nos gusta que esto pase porque también nos favorece a nosotros y a la ciudad”. 

En dos casas de estilo republicano que fueron unidas y remodeladas (al lado del Teatro Municipal) funcionará desde septiembre u octubre proximo, el Hostal Mango Tree (para 55 huéspedes). Según su propietario, Gustavo Garcés, aquí también se pondrá al servicio de los caleños un bar-restaurante, pues “queremos darle vida nocturna al Centro Histórico de la ciudad”.

Entre tanto, al frente de la Iglesia La Merced funciona desde 2014, Casa de Eventos La Merced, que cada vez tiene más acogida, ya que muchas novias y empresarios prefieren para sus celebraciones la residencia construida a finales del siglo XIX por el primer cónsul alemán que tuvo Cali, Luis Fischer.

En el Centro Histórico hay locales donde el arte grafitero se expone, se vende y se comparte como en La Grafitería y Steffi Crown. 

La Grafitería, por ejemplo, es un café ubicado en la colorida Calle de La Escopeta . Según el diseñador Jesús David Rodríguez, en este espacio se hacen talleres de ilustración para niños y adultos; de encuadernación, de diseños de personaje y se programan los sábados los ‘Grafitis tours’, recorridos por la historia gráfica urbana de Cali por solo $20.000. 

En esta zona también funciona Espacio T, restaurante café donde se presentan pequeñas obras de teatro.

Rumba sana y pacífica

¿Rumbear en el Centro? Lo que para muchos era algo impensable hace unos años, ahora es una realidad para centenares de jóvenes y adultos que prefieren ir a tirar paso en salsotecas como Malamaña (a una calle de la Plaza de Cayzedo) o en la discoteca Pérgola Clandestina (en el séptimo piso del Hotel Santiago de Cali: Carrera 6 No. 11-48) que ofrece música variada. Desde que abrieron, los dos locales tienen gran afluencia: entre 280 y 400 personas, en promedio, reciben cada noche de rumba los fines de semana.

“Ofrecemos salsa brava, un ambiente cálido, de cercanía. Vienen muchos europeos, gente de Estados Unidos y también latinos. Ese intercambio cultural enriquece. Y promovemos la cultura para la salsa, la paz y la sana convivencia”, argumenta Juan Pablo Aponte, uno de los propietarios de Malamaña.

Da gusto ver cómo el Bulevar del Río se ha convertido en un sitio de esparcimiento para las familias; para los jóvenes y adultos caleños y llegados de otros lugares, todos los días, pero especialmente los fines de semana, cuando se lleva a cabo la programación Artistas en el Bulevar del Río, de la Secretaría de Cultura de Cali. Luz Adriana Betancourth, titular de esta dependencia, sostiene que existen tres franjas permanentes de programación artística todos los viernes, sábados y domingos. “De 5:00 a 6:00 p.m. es la franja mixta: para cualquier género musical o artístico de la ciudad; hemos tenido música clásica, hip hop, música colombiana, etc. La Franja del Pacífico es de 6:00 a 7:00 p.m. y en la tercera, de 7:00 a 8:00 p.m., tenemos salsa y bailarines de salsa”.

Comerciantes del sector como Tatiana Zambrano hacen un llamado a la Alcaldía para que se reglamente el POT “en donde el Bulevar es declarado zona turística y de extracción comercial; para que podamos sacar mesitas, sombrillitas como se hace en los bulevares de las grandes ciudades del mundo con el fin de que la gente pueda disfrutar de la brisa, del paisaje, de un licor, de una comida... este es un lugar muy bonito para el disfrute de los caleños y de los turistas”, dice.

Caminatas nocturnas

El último martes de cada mes la Secretaría del Deporte y Recreación de Cali organiza la caminata nocturna Cali Histórica. Así que el próximo 29 de agosto se llevará a cabo. El punto de encuentro será la Plazoleta Jairo Varela, a las 7:00 p.m. Cuenta Andrés Campuzano, coordinador del Programa Carreras y Caminatas de la mencionada entidad, que el promedio de asistencia es de entre 60 y 100 personas. Luego del calentamiento van desplazándose hacia lugares como el Teatro Jorge Isaacs, Complejo de La Merced, el Edificio Otero... eso sí, el guía va narrando anécdotas y curiosidades de estos hitos de la ciudad.

Compartir
Banner Notas Bottom 01

Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.